Fitch bajó la calificación de Argentina y considera la posibilidad de un default

La calificadora económica Fitch resolvió bajar el registro de la deuda argentina de “B con perspectiva negativa” a “CCC”, de manera de “reflejar la elevada incertidumbre política posterior a las primarias, una restricción severa de las condiciones de financiamiento y un deterioro esperado del entorno macroeconómico que aumenta la probabilidad de un default o una reestructuración de algún tipo”.

Se trata de la primera estructura internacional en bajarle la calificación a la deuda, un puntal inicial que complica el panorama nacional, a sabiendas de la relevancia que tiene este tipo de bloques para los organismos multilaterales.

Los eventos macroeconómicos recientes, como la pérdida de valor del peso del orden del 20 por ciento, “puede afectar la posición de liquidez del país en el corto plazo y amplificar los riesgos de sostenibilidad de la deuda”, sostuvo la agencia. Es que, para colmo, incluso en acuerdo con el FMI podría dificultarse.

Cabe recordar que la categoría “B” es para los activos “altamente especulativos”, según la nomenclatura de Fitch, lo que evidencia que “está presente el riesgo material de default, pero se conserva un margen de seguridad”. “Los compromisos financieros se vienen cumpliendo, pero la capacidad de continuar con los pagos es vulnerable a un deterioro del ambiente de negocios y económico”, indican.

En cambio, la calificación “CCC” corresponde a un “riesgo crediticio sustancial” debido a que “el default es una posibilidad real”.

Panorama

Para la calificadora de deuda, el Gobierno va a terminar el año con 1 por ciento de déficit fiscal, lo que significa que incumplirá el acuerdo con el FMI y un déficit total de 4,3 por ciento del PBI. Y para el año próximo seguirá con déficit por el estancamiento de la economía. Para este año estima que la economía caerá un 2,5 por ciento.

Fitch, a su vez, está particularmente preocupada porque el Gobierno no cumpla con el acuerdo con el Fondo y se corten los desembolsos del Stand By, lo que agravaría la situación financiera: “El FMI hasta ahora ha calificado a la deuda soberana argentina como sustentable aunque no con alta probabilidad, pero cualquier degradación de esta calificación podría complicar su habilidad para seguir desembolsando los fondos del Stand By sin exigir alguna forma de reestructuración con los acreedores comerciales”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *